Vivir la verdadera FE

Salmos 103:17

“Mas la misericordia de Yahveh es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos.”

Así como vale la pena vivir la vida aquí en este mundo con alegría cada día, disfrutando de las cosas buenas que nos da y luchando para superar las dificultades que se nos presentan, vale la pena buscar en Dios la dirección y el sustento para esta vida.

El salmista señala que el Señor no ignora los problemas que nos rodean, seamos o no sus siervos; la diferencia es que cuando le servimos de corazón nos dirigimos a Él para que nos guíe y nos ayude en nuestras luchas, además de alabarle por las alegrías.

Cuando una persona no vive esta relación íntima con Dios, que no es simplemente una práctica religiosa, recurrirá a todo lo que tiene delante y no entenderá el favor dispensado por el Señor.

El escritor sagrado presenta a Dios como aquel que no cesa de actuar en la vida de sus siervos, estando presente en este mundo y comprometiéndose a recibirnos en la eternidad. Creer en esta promesa es más que formar parte de cualquier religión; es vivir la verdadera y real fe a través del Señor.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments