Estabilidad Espiritual

Sofonías 3:17

“Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.”

Lidiar con las emociones es un hecho de la vida. Mientras vivamos, experimentaremos una variedad de sentimientos y reacciones emocionales, y no debemos negar su existencia o sentirnos culpables por ello.

Sin embargo, necesitamos aprender a manejar nuestras emociones. Esto es más fácil cuando entendemos que no podemos confiar en ellas. De hecho, ellas pueden ser nuestro mayor enemigo. Satanás usa nuestras emociones contra nosotros para evitar que caminemos en el Espíritu.

Es tan importante saber que el Señor nuestro Dios que reside dentro de cada uno de nosotros es poderoso. Su poder dentro de nosotros nos permite superar nuestras emociones y ser guiados por Su inmutable Palabra y Espíritu en lugar de nuestros sentimientos y emociones inestables.

La estabilidad espiritual y la madurez emocional no se dan de manera natural. Debes desearla con todo tu corazón y estar decidido a obtenerla. Cuando conviertes la estabilidad emocional en una prioridad, Dios está más que dispuesto a ayudarte a manejar tus emociones.

Sofonías 3:17

“Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.”

Lidiar con las emociones es un hecho de la vida. Mientras vivamos, experimentaremos una variedad de sentimientos y reacciones emocionales, y no debemos negar su existencia o sentirnos culpables por ello.

Sin embargo, necesitamos aprender a manejar nuestras emociones. Esto es más fácil cuando entendemos que no podemos confiar en ellas. De hecho, ellas pueden ser nuestro mayor enemigo. Satanás usa nuestras emociones contra nosotros para evitar que caminemos en el Espíritu.

Es tan importante saber que el Señor nuestro Dios que reside dentro de cada uno de nosotros es poderoso. Su poder dentro de nosotros nos permite superar nuestras emociones y ser guiados por Su inmutable Palabra y Espíritu en lugar de nuestros sentimientos y emociones inestables.

La estabilidad espiritual y la madurez emocional no se dan de manera natural. Debes desearla con todo tu corazón y estar decidido a obtenerla. Cuando conviertes la estabilidad emocional en una prioridad, Dios está más que dispuesto a ayudarte a manejar tus emociones.

Te animo a que busques esto hoy. ¡Disfruta de la estabilidad emocional y una vida alegre y victoriosa!

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments