Comparte el amor de Yahshua

Mateo 28:18-20

“Y Yahshua se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Como pueblo escogido del Eterno tenemos una importante tarea delegada por medio de Nuestro Adon Yahshúa, sin embargo a veces tendemos a olvidar o simplemente no damos el paso de obediencia para accionar; esta tarea no es una opción, es un mandamiento que debemos cumplir queramos o no, porque proclamando su mensaje, demostramos que somos verdaderamente sus discipulos.

Si afirmamos ser discípulos de Yahshúa pero no estamos compartiendo el mensaje que trae salvación, que tiene que ver con dar a conocer la Torah, estamos desobedeciendo el mandamiento dada por Él, por lo tanto debemos retomar nuevamente nuestra “gran labor” y dar el paso de obediencia rompiendo con toda estructura que nos impida cumplir con ello.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of