La manipulación no es don de DIOS

2 Samuel 15.15-17

“Y los siervos del rey dijeron al rey: He aquí, tus siervos están listos a todo lo que nuestro señor el rey decida. El rey entonces salió, con toda su familia en pos de él. Y dejó el rey diez mujeres concubinas, para que guardasen la casa.  Salió, pues, el rey con todo el pueblo que le seguía, y se detuvieron en un lugar distante.”

Vemos como David tuvo que huir del palacio a causa de la rebelión que había hecho su hijo Avshalom. El comenzaba a manipular a aquellos que quedaban inconformes con la decisión del rey.

El que no recibe con agrado las decisiones del rey es un desleal, un soberbio, porque le está diciendo al rey injusto. Ir en contra del edicto del rey y escuchar comentarios en contra de él es ser desleal y traicionero. Sin embargo, en medio de los procesos y en las tribulaciones YAHWEH siempre mantendrá un remanente leal. Lealtad es estar a las órdenes del Rey. Ittai el Gitti era un hombre extranjero y aun así sabía a quién tenía que servirle, por lo tanto recibió su recompensa.(2 Sam.18:1,2). Él aplicó los siguientes principios:

1.- Reconoció que era YAHWEH quién lo estaba llamando.

2.- Reconoció la autoridad del rey aunque estaba fuera del palacio, él sabía el llamado que David tenía.

3.- Brindó su lealtad incondicional.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of