La guía de Dios por el camino Eterno

Salmos 139:23-24

“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos;  Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno”.

Señor, permíteme estar de tu lado, conduciéndome por las sendas de Tu justicia y la bondad de Tu misericordia. Dame el discernimiento para identificar las cosas que me alejan de Ti y sacarlas de mi vida.  Lléname  de la paz de Tu compañía y fortalece mi fe ante la adversidad, sabiendo que guardas para aquellos que creen en Ti, siempre lo mejor.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments