Fortalecidos en nuestras debilidades

La palabra del Eterno nos enseña que es imposible agradar a Yahweh sin tener fe, ella nos lleva a manifestar una obediencia genuina hacia Él, a causa del amor y la confianza que tenemos a Dios.

Cuando las cosas están bien las personas tienden a ser ligeros de palabras porque no hay nada que los aflija o los haga padecer, pero cuando hay dificultades es cuando verdaderamente se prueba lo que hay en el corazón de las personas, pues la reacción puede ser distinta, por eso la actitud correcta siempre debe ser de meditar antes de hablar, sin dejarnos llevar por impulsos; ejemplo de ello es Pedro, que en medio de la prueba negó del Mesías.

Lucas 22.33-34

“Él le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte. Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces.”

Esto no quiere decir que él no tenía al Espíritu Santo, pero una cosa es tenerlo y otra es estar lleno de Él, porque el estar lleno de Él nos permite manifestar sus frutos. Pero es importante estar conscientes de que en ese proceso de ser fortalecidos por YHWH en nuestras debilidades, Él nos pasa por el desierto para ver o probar lo que hay en nuestros corazones.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments