Dios libra a sus hijos del mal

D

Salmos 105:15

“No toquéis, dijo, a mis ungidos, Ni hagáis mal a mis profetas.” Salmos 105:15

Amados, el salmo de hoy acertadamente se refiere a que no debemos hacer mal a nadie, ni con nuestras palabras, actos o de ninguna forma, así sea un líder de la iglesia o un miembro común, pues todos los creyentes somos ungidos de Dios y la biblia nos prohíbe hacer mal de nuestro prójimo en general, ello como parte de la voluntad del padre que su prójimo este lleno de amor y cualidades bondadosas,  en tal sentido hemos de desechar esa tendencia a desear dañar con nuestras palabras y actos a cualquier persona, debido a que al hacerlo contrariamos los mandatos de Dios, quien predica en amor y el crecimiento en la fe de las personas.

Así pues, sigamos la regla para todas nuestras interacciones de siempre procurar llevarlas en dirección al crecimiento de la positividad.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of