Salmos de refrigerio para el corazón

Salmos 94: 18-19

Cuando yo decía: Mi pie resbala, Tu misericordia, oh Yahweh, me sustentaba. En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, Tus consolaciones alegraban mi alma.

Salmo 103:13-14

Tan compasivo es el Señor con los que le temen como lo es un padre con sus hijos. Él conoce nuestra condición; sabe que somos de barro.

Salmo 34:17-18

Los justos claman, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias. El Señor está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido.

Salmo 32:7

Tú eres mi refugio; tú me protegerás del peligro y me rodearás con cánticos de liberación.

Salmos 16:7-11

Bendeciré a Yahweh que me aconseja; aun en las noches me enseña mi conciencia. A Yahweh he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido. Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma; mi carne también reposará confiadamente; porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción. Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.
Salmos 18:30

En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra de Yahweh; escudo es a todos los que en él esperan.

Salmos 22:9-10

Pero tú eres el que me sacó del vientre; el que me hizo estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre. Sobre ti fui echado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios.




Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of