Persevera en tus sueños

“Mi escondedero y mi escudo eres tú; en tu palabra he esperado.”

Toda acción trae una consecuencia, sin embargo el hecho de haber intentado y no haber obtenido el resultado deseado, no puede ser un motivo para desistir de nuestros sueños. Aunque ya hayamos andado sin conseguir respuesta favorable, siempre habrá la esperanza de que la próxima puerta que toquemos sea la acertada.  Recuerda: El Texto expresado en el libro de Jeremías, versículo 29:11, ¨ Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Yahweh, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.¨

Según el cual Dios tiene un plan para cada uno de nosotros, son pensamientos de bienestar y no de maldad, para otorgarnos todo lo que esperamos. Así que la invitación es: Mantén la calma, Dios tiene una solución apropiada a tu situación, una gran bendición preparada para ti, reconoce la FE como una manifestación de la calma y la paciencia. De igual modo recordemos lo indicado en el libro de Salmos, versículo 119:114, “Mi escondedero y mi escudo eres tú; en tu palabra he esperado”.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of