Imitadores de la fe

Efesios 5:1-2

 “Ustedes, como hijos amados de Dios, procuren imitarlo. Traten a todos con amor, de la misma manera que Cristo nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio de olor agradable a Dios.”

Hermanos, estamos en un mundo lleno de tentaciones, a pesar de esto, nuestra vida cristiana consiste en imitar a Dios en su carácter, entonces seamos como Dios en nuestro amor, en lugar de mantener rencores y desavenencias, hagamos la diferencia y actuemos bajo un modo de benevolencia, en tal sentido transmitamos amor en todo tiempo, en mayor medida cada vez, tal conducta nos va a distinguir en el mundo como una muestra de presencia de Dios en nuestra cotidianidad.

Y constituye un modo de actitud agradable a nuestro Padre Celestial, con la cual alabaremos su presencia. En tal sentido, para acompañar el texto, vamos a incluir también a nuestras actividades cotidianas el amor en el aspecto de hacer las actividades con este tipo de sentimiento, de manera que el actuar con amor en todo aspecto, sea la característica que marque nuestra presencia en el camino de Dios.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of