La oración abre puertas

Santiago 5:15-16

“Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

La oración es tan poderosa porque une los corazones de las personas en la tierra con el corazón de Dios en el cielo. Cuando oramos, nos conectamos con Dios y Él afecta nuestra vida diaria más allá de nuestro entendimiento.

Creo que la oración es uno de los mayores poderes disponibles en todo el universo. Eso puede parecer una declaración atrevida, ¡pero es verdad!

La oración abre la puerta para que Dios trabaje, de forma que pueda cambiar nuestra mente y nuestro corazón y hacerlos cónsonos con la voluntad que guarda para nuestra vida . Es la actividad en la que tú y yo podemos emplear en la tierra cuando necesitamos el poder del cielo para entrar en nuestras vidas y traer sabiduría, dirección, aliento o una victoria milagrosa. La oración nos conecta con el poder de Dios, y es por eso que es una fuerza mayor que cualquier otra cosa que podamos imaginar. Incluso Jesús necesitaba orar y recibir este poder cuando estaba en la tierra.

Solo el poder de Dios puede traer paz y alegría, otorgar sabiduría, impartir un sentido de valor y propósito a la vida de una persona, y realizar todo tipo de milagros.

¿Quieres ver que el poder funcione en tu vida? Entonces haz de la oración una prioridad en cada segmento de tu vida.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of