En unidad con el Espíritu de Dios

Efesios 4.11-13

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Yahshua, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Yahshua.”

El Eterno nos ha dotado de dones y somos un cuerpo unido al Mesías por lo que debemos seguir caminando agarrados de la Mano de Yahshúa para fortalecernos en su poder y avanzar a la meta hasta llegar a la estata del varón perfecto, así mismo  tenemos que permitir que nuestras  mentes y espíritu permanezcan renovándose,  y vestirnos con la nueva naturaleza, creada para ser semejanza de YAHWEH, que se expresa así en justicia y santidad, que emanan de la verdad.

Por tanto, despojémonos de toda falsedad,  que todos hablemos la verdad con nuestro prójimo, porque estamos íntimamente relacionados cada uno con el otro, como miembros de un cuerpo.  Se pueden enojar, pero no pequen; no dejen que se ponga el sol antes de que se ocupen de su  enojo, de otra forma dan lugar al enemigo.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of