Denle gracias a Dios, Alaben su nombre

Salmos 34:1-2

Bendeciré a Yahweh en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca. En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán.

Todos sabemos que debemos estar agradecidos por nuestras muchas bendiciones, sin embargo muchas veces cuando transitamos por adversidades que merman naturalmente nuestra confianza, podemos llegar a olvidarnos de los galardones que Dios ha puesto en nuestra vida.

Las escrituras nos indican que seamos agradecidos, y sabemos por nuestra propia experiencia de que una vez que comenzamos seriamente a alabar a Dios, nuestras cargas y los problemas parecen pesar menos sobre nuestros hombros.

David dijo: Bendeciré al Señor en todo tiempo; mis labios siempre lo alabarán. Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas (Salmo 34: 1, 19).

Este es el poder de la gratitud. No solo nos ayuda a ser libres, sino que cuando hacemos una pausa para agradecer a Dios por las bendiciones que disfrutamos en nuestras vidas, en realidad comenzamos a encontrar más bendiciones, incluso más por lo cual estar agradecido.

Te animo a que tomes un tiempo para practicar el ser agradecido. Hay mucho de lo que debemos estar agradecidos, y debemos enfocarnos en ello todos los días. Ten en cuenta el consejo del salmista, Denle gracias, alaben su nombre. (Salmo 100:4).

Man prays to God

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of