Bienaventurados los que han conocido su nombre

Salmos 91.14

“Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.”

A medida que subimos de dimensión en el conocimiento de los asuntos del eterno, se nos presentan niveles de exigencia; es por esto que sabemos que Yahweh no nos entrega cargas que no podamos soportar solo debemos querer lograr superar las pruebas y ser perseverantes confiando sin dudar en que Él es fiel para cumplir sus promesas.

Cuando vemos los frutos de los sacrificios y esfuerzos que hemos hecho, nos sentimos animados a seguir avanzando hacia la meta ya que es nuestro deber instruir a nuestra descendencia en el camino verdadero del Eterno. Debemos enfocarnos en las cosas que perduran en el tiempo (Rom. 7:12), siendo conocedores de la verdad no podemos permitir nuestros hijos incurran en el desconocimiento.   

Romanos 7.12

“De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.”

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of