Versículos que nos inspiran a emprender

Deuteronomio 31:8 

El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.

Josué 1:9 

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

2 Timoteo 1:7 

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.

1 Corintios 16:13 

Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes.

Deuteronomio 31:6

Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará.

Colosenses 3:23-24

Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.

1 Corintios 15:58 

Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.

Gálatas 6:9

No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.

Deuteronomio 5:33

Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer.

Salmos 78:22

Porque no creyeron en Dios, ni confiaron en su salvación.

Hebreos 3:12

Tened cuidado, hermanos, no sea que en alguno de vosotros haya un corazón malo de incredulidad, para apartarse del Dios vivo.

Hebreos 3:16

Porque ¿quiénes, habiendo oído, le provocaron? ¿Acaso no {fueron} todos los que salieron de Egipto {guiados} por Moisés?

Hebreos 11:31

Por la fe la ramera Rahab no pereció con los desobedientes, por haber recibido a los espías en paz.

Efesios 2:2

En los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

Hebreos 3:18-19

¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a los que fueron desobedientes?

Hebreos 3:19

Vemos, pues, que no pudieron entrar a causa de su incredulidad.

Hebreos 4:11

Por tanto, esforcémonos por entrar en ese reposo, no sea que alguno caiga {siguiendo} el mismo ejemplo de desobediencia.

1 Juan 5:10

El que cree en el Hijo de Dios tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, ha hecho a Dios mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado respecto a su Hijo.

Salmos 106:24

Aborrecieron la tierra deseable, no creyeron en su palabra,

1 Juan 1:10

Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no está en nosotros.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of