La presencia de Dios lo transforma todo

Habacuc 3.3-4

El poder de Dios va a ser manifestado dentro de aquellos que están en su propósito. Pero su poder será manifestado donde es revelado. Dios se mueve de un lugar a otro, pero cuando hace presencia en un lugar las cosas comienzan a suceder.

Cuando Dios llega cosas imposibles comienzas a hacerse posible, para ver su poder necesitamos su presencia, y para que habite su presencia necesitamos anhelarla.

No podemos ver el poder de Dios con la ausencia de Dios, no podemos ver milagros si Dios no está presente. Si todo está estancado en tu vida y anhelas un cambio, debes anhelar primeramente la presencia de Dios.

Cuando Dios llega a tu vida y se revela su gloria cubre los cielos. Job en medio de su proceso pensó que Dios estaba ausente, y se preguntaba constantemente donde estaba para exponerle su necesidad. Hay momentos en los que Dios se ausenta y hace silencio en medio del proceso de las personas, en medio del silencio de Dios es donde tu fe crece porque ya no vives de lo que oyes sino de lo que crees.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of