Oración en tiempos de crisis

Salmos 55 1-2

“Escucha mi oración y no te escondas de mi suplica, atiéndeme y respóndeme. Clamo en mi oración, y me conmuevo.”

Una oración como esta con seguridad es resultado de un momento desesperado a causa de un mal tiempo. A veces los recursos y quienes nos rodean no son suficientes para resolver una situación o problema. Pero eso no es del todo negativo pues buscar a Dios cuando no queda nada es la mejor alternativa.

 Génesis 1.1-2

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.”

Así como en el principio nada existía y Dios lo creo todo a partir de la nada, así mismo cuando creamos que no queda nada que hacer para cambiar nuestras vidas, la mejor alternativa es recurrir al poder del todo poderoso.

Los días más oscuros aguardan los más hermosos y resplandecientes amaneceres, no desmayes ni te desanimes, tu hora de brillar pronto llegara.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of