En el camino de la verdad

Salmos 25.5

“Encamíname en tu verdad, y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día.”

Cuantos errores no cometemos con frecuencia por causa del desconocimiento de la verdad, constantemente el ser humano se encuentra en un constante aprendizaje necesario para el buen desenvolvimiento de su vida.

Más allá de lo que podemos saber, tenemos que reconocer que los pensamientos de Dios son mucho más grandes, además el Eterno tiene para nosotros maravillosos misterios los cuales son revelados aquellos que anhelan ser llenos de él  en dimensiones superiores.  

El que tiene el conocimiento que viene de lo alto, conoce la vida y puede alcanzar la plenitud guiados de la mano del eterno. La verdad de Dios que es su palabra, edifica,  sana, da vida, consuela y llena de fuerzas al cansado.

Isaías 61.1-3

El Espíritu de Yahweh el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Yahweh, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Yahweh, para gloria suya.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of