Sigamos el buen ejemplo

Jeremías 24.1-8

“Así ha dicho Yahweh Dios de Israel: Como a estos higos buenos, así miraré a los transportados de Judá, a los cuales eché de este lugar a la tierra de los caldeos, para bien.  Porque pondré mis ojos sobre ellos para bien, y los volveré a esta tierra, y los edificaré, y no los destruiré; los plantaré y no los arrancaré. Y les daré corazón para que me conozcan que yo soy Yahweh; y me serán por pueblo, y yo les seré a ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su corazón.

Y como los higos malos, que de malos no se pueden comer, así ha dicho Yahweh, pondré a Sedequías rey de Judá, a sus príncipes y al resto de Jerusalén que quedó en esta tierra, y a los que moran en la tierra de Egipto.”

Este tiempo de cautividad donde Babilonia reinó sobre ellos, fue permitido sobre el pueblo de Dios por quebrantar los pactos y mandamientos de YHWH. Nosotros no podemos cometer el mismo error menospreciando lo que Él nos ha entregado.

No podemos permitirnos dejar de celebrar Shabbat, sus Santas Convocatorias o dejar de cumplir sus ordenanzas, al dar esa cabida en nuestra vida, se va haciendo normal el quebrantar sus Pactos o mandamientos, trayendo como consecuencia maldiciones de cautividad en algunas áreas de nuestra vida; es necesario hacer todo con entendimiento, con excelencia y valorando cada uno de ellos porque todo lo hacemos para agradarle a Él.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of