Recupera lo que una vez tuviste

Marcos 8.23

“Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo.”

Yahshua hizo muchos milagros maravillosos, su ministerio no solo se basaba en enseñar, además hacia palpable cada una de sus enseñanzas. Cuando Yahshua llego a betzaida trajeron un cielo para sanarle, al verlo no lo toco, sino que lo tomo de la mano y lo casa afuera de la aldea para colocar barro en sus ojos y así recobro la vista. Yahshua restableció en él lo que había perdido.

Ese hombre había vivido mucho tiempo en oscuridad, sin salida, al acostarse sabía que al amanecer seguiría viendo oscuridad, pero un día lo toco la mano de Yahsua y así comenzó a vivir viendo cosas nuevas cada día.

Así mismo Yahshua puede terminar toda oscuridad de los matrimonios, de los sueños, de las familias y acabar la oscuridad para naciones enteras.

Este es uno de los pocos casos que se ven en las escrituras donde Yahshua toca dos veces a una persona para sanarla, nuestra actitud debe ser perseverante en las batallas sin dejarse vencer por las decepciones, mantén la fe hasta que veas tu milagro completo y espera el segundo toque de Dios que viene a tu vida.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of