El poder de Dios manifestado por una palabra

Isaías 55.10

“Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.”

Todo lo que podemos observar en el mundo fue creado, manifestado y provocado por una palabra que soltó Dios.

La mujer sunamita vivía en sunam, ella se intereso por hospedar a Eliseo, el profeta de Dios. Cuando visitaba la ciudad ella le preparaba banquete y lo recibía. A causa de su esmero Eliseo sintió la necesidad de hacer algo por ella para agradecerle tantas atenciones.

A pesar de que la sunamita no quiso ninguna ayuda, el profeta supo que ella no tenía hijos, enseguida la mando a llamar y le dio la palabra que la haría madre por primera vez, un año después abrazo en sus brazos un hijo.

Es necesario que se levanten hombres y mujeres con esa unción y revelación del Dios a quien le sirven. Es necesario que la iglesia entre en esa dimensión, y pueda manifestar el poder de Dios a través de una palabra.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
trackback

[…] El poder de Dios manifestado por una palabra […]