Pensamientos de bien

Filipenses 4:8

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. “

Así como una palabra, puede levantar o derrumbar a otro, así un pensamiento que tengamos de nosotros mismos, puede impedirnos avanzar o darnos la fuerza para superar una carga.

Una persona puede ser infeliz  porque desde el momento en que despierta en la mañana, comienza a pensar cosas negativas, tristes y depresivas. Para ser libre de esa situación, es necesario que el Espíritu Santo nos ayude a aprender cómo operar con la mente de Yahshua que está dentro de nosotros.

Tal vez, tú como yo, has pasado años pensando pensamientos incorrectos. La buena noticia es que, con la ayuda de Dios, hoy puedes cambiar.

Si luchas con pensamientos negativos, es importante que le hagas frente al hecho de que tu vida no cambiará hasta que tus pensamientos lo hagan. El pensamiento renovado, como el de Dios es vital para el cambio.

La Biblia tiene mucho que decir sobre qué tipo de cosas deberíamos pensar en. Filipenses 4: 8 nos dice que pensemos en cosas que nos construyan, no que nos derriben.

En lugar de despertarse por la mañana e inmediatamente tener pensamientos negativos, elige una positiva verdad de las Escrituras y concéntrate en ella todos los días cuando te despiertes. Deja que la Palabra de Dios crezca en ti y transforma tu mente. Arregla tu mente sobre las cosas buenas y disfruta de los cambios divinos que ello trae.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of