Permanece despierto

Mateo 25.1-5

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron.

Nos encontramos en un tiempo en que debemos permanecer despiertos y alerta porque nuestro Mesías está cerca. Observamos en la parábola que las vírgenes pertenecían a un mismo pueblo, sabían de la venida del Novio y de los preparativos que debían de tener pero se diferencian por dos condiciones espirituales: sensatez y necedad; lo que permitió que unas alcanzaran la misericordia  de parte de Dios para estar preparadas para el encuentro con su amado, y otras no alcanzaran entrar a disfrutar de la presencia de Él.

Nacimos con el propósito de hacer que el plan y la voluntad de Yahweh se establezca en nuestras vidas para glorificar su nombre santo, pero para poder cumplir con esta misión debemos de considerar estar despiertos, atendiendo su voz y siguiendo sus paso.

2 Pedro 3.9

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of