Alaba a Dios por sus promesas

Es importante recordar las promesas que Yahweh nos ha entregado, confiar en ella y creer que se cumplirán sobre nuestra vida y descendencia. En ocasiones caemos en un estado de duda o desconfianza, en ese momento es donde tenemos que detenernos a examinarnos, porque es probable que eso esté aconteciendo producto de confiar en nuestras fuerzas o capacidades y no en Dios

Salmos. 147:9-11

“El da a la bestia su mantenimiento, y  a los hijos de los cuervos que claman. No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. Se complace Yahweh en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.”

El salmista recalca dar acción de gracias a Dios porque Él es quién nos protege y el que cubre todas nuestras necesidades, de la misma manera que lo hace con los animales. Nosotros hemos sido creados con el propósito de adorarle en medio de cualquier circunstancia y caminar creyendo cada una de sus promesas ¡Él está al cuidado de nuestras vidas!

Salmos 147.12

“Alaba a Yahweh, Jerusalén; Alaba a tu Dios, oh Sion.”

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of