Reposo para el alma

Salmos 23:1-2

“Yahweh es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará”

Hay un poder escondido en el sonido de las aguas. Cuando son tormentosas asustan y persiguen.  Cuando  el dulce correr de ellas entre las rocas traen a mi alma un remanso de paz e indescriptible descanso es diferente.  Dios tiene hoy, aguas de reposo para acariciar mi ser interno y reanimarme.

Cuando el salmista dice que el Señor lo lleva o lo conduce usa la palabra en hebreo “Nahal” que significa  producir descanso, guiar con cuidado, dar descanso, refrescar.

La dirección de Dios siempre está dirigida a aguas de reposo. Todo padre genuino quiere proveer dirección a sus hijos hacia las metas del descanso. Nunca llevaría a un hijo a aguas turbulentas. Cuanto más Dios en su divina paternidad.

Hoy es un buen día para experimentar esta dirección divina hacia un encuentro con su presencia, su descanso, su paz y el encuentro en el oasis de la eternidad.

Salmo 42:5

“Por qué te turbas oh alma mía y te abates dentro de mi?  Espera en Dios porque aún he de alabarle y en su alabanza encontraré las aguas de reposo que confortarán mi alma.”

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments