Morando bajo el poder de Dios

Salmos 91:1-3

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Yahweh; esperanza mía, y castillo mío, mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.”

¿Será posible vivir libre de temor en este mundo tan peligroso e incierto? ¡Sí, definitivamente es posible! Porque la protección es parte de las promesas de Dios.

Pero no es una promesa para cualquiera, sino para quienes se acogen a la sombra del Señor. Acoger significa habitar o residir habitualmente en un lugar. Acogerse bajo la sombra del Omnipotente significa estar en constante unión con Él, guardando su Palabra y obedeciendo su voz. Los que se acogen al Señor, pueden vivir sin temor de lo que el diablo pueda hacer.

La promesa de protección de Dios no garantiza que no tendrás dificultades, o situaciones que puedan hacerte decaer. Significa que Dios te dará la salida cada vez que te encuentres atravesando esas difíciles tormentas.

Si tienes temor de los peligros a tu alrededor, pasa más tiempo en la Palabra y en oración hasta que tu confianza en Dios venza tu temor. Busca al Señor hasta que te acojas bajo la sombra del Omnipotente, y no importa lo peligroso que se torne este mundo, ciertamente Dios te librará.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of