Dios ha prometido perdonarnos

Es ciertamente lamentable, pero es una realidad todos pecamos, no hay ni uno bueno ni uno justo y por el contrario todos somos pecadores.  Mientras que eso es una verdad casi universalmente aceptada, sólo los cristianos tienen una promesa hecha de manera particular a ellos que les hace (y esto, por la gracia de Dios) bendita e infinitamente privilegiados sobre cualquier otra religión o escuela filosófica. La promesa es esta: si pecamos, nuestros pecados serán perdonados.

Esta es una promesa de Dios y es una promesa que quedó plasmada en la Escritura por voluntad de Dios. Pero, ¿cuál fue el fin de esta promesa? Recordarles a sus hijos la importancia de la confesión sincera de pecados en completo arrepentimiento, delante de un Dios presto a perdonarles.

1 Juan 1.19

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

El perdón de los pecados es una promesa de Dios en Yahshua, es una promesa que se cumple, porque Dios es fiel. Esta promesa estará en vigencia para cada uno de sus hijos hasta el día en el que sean llamados a su presencia o hasta el día de su regreso. Y esta promesa estará vigente hasta ese día porque a partir de ese día no habrá más necesidad de perdón.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of