Dios restaurara los muros de tu vida

Cuando se habla de restaurar algo se hace referencia a volver una cosa al estado o circunstancia en que se encontraba antes; asimismo, restaurar es reparar algo que se ha dañado.  También tiene la connotación de restablecer algo que existía y que ha sido sustituido por otro.

Partiendo de este concepto y haciendo una lectura de la situación de crisis que vive el hombre y la mujer, reconocemos la imperiosa necesidad de volverse a Dios, de restaurar la comunión con Dios, para así restablecer la comunicación que se ha venido deteriorando.

El libro de Nehemías es un claro ejemplo de restauración, Dios lo usó de manera especial para levantar los muros de Jerusalén que habían sido derribados.

Los muros son símbolo de protección, eran construidos alrededor de las ciudades para evitar la entrada de los enemigos y para defenderla desde allí en caso de una confrontación.  Los muros que protegen y defienden a los hijos e hijas de Dios son  la confianza en sus promesas y los principios que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida con Yahshua.

No podemos desconocer la dura realidad del mundo que va en decadencia a todo nivel: económico, social, físico y espiritual.  De allí que, conscientes de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, de la pérdida de valores como el pudor, el respeto, la obediencia, la honestidad, (pérdida de la ética y la moral) sustituyéndolos por anti-valores como la falta de pudor, el irrespeto, la desobediencia, la deshonestidad, entre otros, de lo cual no ha sido ajena la iglesia, ni las personas que hacen parte de ella o que están llegando a ella,  es urgente empezar con un plan de restauración al 100%.

En esta restauración podemos trabajar todos e invitar a muchos a que nos acompañen.  En la lista de los que restauraron con Nehemías estaban el sumo sacerdote, los sacerdotes, los plateros, los comerciantes, los vecinos, los gobernantes, los sirvientes del templo, los guardas, sólo unos cuantos grandes no se prestaron para ayudar a la obra de su Señor pero los que se pusieron de acuerdo lo lograron. De la mano de Dios tú también puedes lograrlo.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of