Un momento con Dios lo puede cambiar todo

Los momentos solos con el Señor puede cambiar el rumbo de nuestras vidas, en ese tiempo solo con el Señor, puede suceder el milagro que mucho tiempo hemos esperado.

En ese tiempo solos con el Señor, cuando ya los demás se han ido, puede venir esa revelación que va a cambiar la manera de entender las cosas.

En las escrituras encontramos que en cierta ocasión, Yahshua despide a sus discípulos y decide quedarse con la multitud y atender la multitud.

Él pudo haber sido el primero en subir a la barca, pero no, le dijo a los discípulos “Adelántense ustedes”.

A Yahshua le pareció importante atender de manera personal a la gente, a la cual ya le había provisto alimento, se quedó atendiéndoles y despidiéndolos.

Que hermosa oportunidad tuvieron aquellos, después de haber participado del milagro de haber comido tanta abundancia de alimento, de despedirse del Señor.

Si alguno estaba enfermo, es lógico que no lo dejó irse igual, porque él sanaba a los enfermos.

Debemos saber que hay un mediador entre Dios y los hombres llamado Yahshua, al cual le interesa lo que nos pasa en nuestra vida, y quiere brindarnos de una manera personal la atención que nosotros tanto necesitamos.

Por eso debemos tener presente que si pasamos por momentos de tempestades, luchas en la vida espiritual, problemas en el hogar y creemos que por que nadie nos ha ido a visitar, ninguno se ha dado cuenta de nuestra situación.

Hoy quiero decirte que el que nos salvó, el que nos amó hasta la muerte, está mirándonos y acompañándonos siempre.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of