No cambies la Gloria de Dios por 5 minutos de placer

La gloria de Dios tiene que ver con su presencia, su compañía y su poder que nos acompaña a donde quiera que vayamos. Cuando estamos impregnados de su gloria ver su favor y sus bendiciones en nuestras vidas será algo cotidiano, los milagros ocurrirán a diario y todos a nuestro alrededor lo podrán ver.

El enemigo quiere que la Gloria de Yahweh sea quitada de nuestras vidas, pues no puede salir agua salada y dulce de una misma fuente, es por eso que las tentaciones vendrán a nuestra vida queriendo provocar que le seamos infieles a aquel que es fiel Eternamente a pesar de nuestras faltas.

No vale la pena perder todos los privilegios de estar bajo la cobertura del eterno por 5 minutos de placer cometiendo adulterio, fornicación, aceptando un soborno entre otras tantas tentaciones que se convierten en pecado si no se rechazan. No cambiemos la plenitud permanente solo por un buen momento que no será más que eso “un momento”.

2 Corintios 3.18

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.”

 

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of