¿Qué dice la biblia sobre el enojo?

La ira no es buena consejera para el alma, mucho menos lo es para mantener buenas relaciones con nuestros allegados. Es por eso que en la palabra de Dios hay múltiples pasajes que nos instruyen al respecto.

Efesios 4.26-27

Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.

Santiago 1.19-21

“Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios. Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.”

Efesios 4.31

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

Proverbios 19.11

La cordura del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa.

Mateo 5.22

Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

Proverbios 14.29

El que tarda en airarse es grande de entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad.

Romanos 12.19

No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

 

 

 

 

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments