Habitando bajo el abrigo del altísimo

Salmo 91.1

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.”

Cuando sentimos miedo, angustia, o desesperanza, cuan bueno es saber que Dios en su palabra nos ha prometido ser nuestro resguardo, nuestro abrigo y nuestra fortaleza.

Son muchas las dificultades que puede sufrir una persona, pero también en su palabra promete que nos librara de cada una.

Salmos 34.19

“Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Yahweh”

No hay mejor antídoto para la depresión, la tristeza o la angustia que refugiarse en sus promesas.

Quizás el enemigo intente venir muchas veces contra nosotros pero nos aferramos a la promesa de que caerán mil a diez mil a nuestra diestra más a nosotros no llegaran.

Salmo 91.7

“Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegarán.”

Lo que el mundo nos ofrece no se compara con lo que el Eterno tiene para nosotros, atrévete a acercarte a Él en este momento de dificultad y deja que su mano poderosa sea tu refugio y que sus fuerzas sean tu pronto auxilio.

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments