No paguen mal por mal

Creo que todos en algún momento hemos sido tentados a devolver esa mala acción que nos hizo daño por parte de una persona en particular. Hacer algo así es lo que conocemos como venganza o represalia.

Hay personas que justifican este tipo de acciones refugiándose en que ellas fueron agredidas, ofendías o lastimadas primero, y que simplemente están devolviendo el golpe.

Pero la palabra de Dios nos habla muy claro al respecto y nos hace un claro llamado a no pagar mal por mal, sino al contrario hacer bien a todos incluso aquellos que han actuado en nuestra contra.

Romanos 12.17-18

“No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres”.

Corazones sanos

Aunque algunos piensen que no hay lógica en ello, es a nosotros mismos a quien le conviene estar en paz con todos. Cuando vivimos en armonía con quienes nos rodean vivimos mejor.

Tener un corazón sano es muy importante en todo ser humano porque el rencor, la amargura y el resentimiento amargan en alma y nos impiden vivir a plenitud.

Romanos 12.21

“No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of