Sacrificios de amor por las almas

Muchas veces creemos que el seguir a Dios se trata de simplemente asistir a una célula o a la iglesia los domingos. Sin embargo eso no es todo o por lo menos no si realmente queremos ver cumplido en nosotros el propósito de Dios (Elohim).

El Apóstol Pablo entendió que no simplemente se trataba de estar como espectador de la obra de Dios sino participar en ella.

 

Llevar las marcas de Yahshua

La razón por la que Yahshua no resucitó sin las marcas en su cuerpo es porque ellas son la evidencia de su sacrificio y nos recuerdan el motivo que lo llevó a entregar su vida: Amor por las almas, amor por nosotros.

Doblegar su voluntad

Cuando Yahshua subió al Getsemaní fue dispuesto a pelear una última batalla: La de su voluntad.

Ninguna otra persona en la Biblia hizo una oración como la de Yahshua. Él fue capaz de doblegar su voluntad ante la del Padre aunque en su corazón sentía inquietud. (Mt. 26:39). 

Amar más

El único motivo que llevó a Yahshua a entregar su vida en la cruz del calvario fue Amor. A pesar de que ninguno merecía ese sacrificio pues aunque fue rechazado y despreciado, Él igual lo hizo porque Su amor está por encima de todo. (Jn. 3:16)

Necesitamos sacrificar y hacer algo más para la obra del Señor, no porque Dios necesita que lo hagamos sino porque es necesario que yo sacrifique algo más, una parte de mí; mi voluntad.

Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos.” 2 Cor. 12:15

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of