¿Agradeces a Dios los alimentos diarios?

Observar la mesa dispuesta con abundancia de alimentos es realmente placentero, saber que cada bocado será degustado por nuestra boca y que estos alimentos nos alimentaron, nos darán las energías necesarias para cumplir con nuestras actividades diarias, ya sea en el trabajo, estudio o las labores de la casa.

Comemos y solemos pararnos rápidamente de la mesa, ¿eres tú de los que ora y agradece los alimentos recibidos? Sabes que eres privilegiado al contar con un bocado que satisfaga el hambre y te calme la sed. Si, gracias a Dios cuentas con alimentación, es un regalo divino y esfuerzo de quienes se preocuparon por trabajar, comprar y preparar los alimentos.

Entiende que debes agradecer, que no hay mayor satisfacción que dar las gracias, agradece infinitamente a Dios, él está presente en la mesa, cuando tu compartes los alimentos con los demás. No pases por alto tan importante acción. No seas ingrato con el que te está dando todo.

Repite: “gracias Señor por estos alimentos, gracias por el pan de cada día, bendícelos, y acuérdate de tantas personas que no tienen nada que comer, te amo y te adoro, creo en ti mi Señor. Amen”

Así de sencillo puedes agradecer, una oración que salga de tu corazón y manifiestes a Dios tu agradecimiento profundo.

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of