Salmos de esperanza

Hoy el señor te regala su palabra, cierra tus ojos y pídele al Espíritu Santo te ilumine, para poder discernir y entender su mensaje. Abandona todo en sus manos, deja que guie tus ojos en cada letra que vas a leer, por medio de ella encontraras esperanza y comprenderás, el alimento tan enriquecedor que puede llegar a ser su palabra.

Los salmos, se encuentran en el antiguo testamento, puedes empezar desde hoy a leer y poner en práctica lo que Dios por medio de los  salmistas te dice:

Salmo 26: ¿a quién temeré si Dios está conmigo?

El señor está contigo, no hay nada ni nadie a quien temer. Ni mil hombres que estén frente tuyo, tu puedes estar tranquilo, porque sabes que Dios te protegerá. En tu trabajo, en tu hogar, con tus amigos y también con tus enemigos, no tienes por qué temer, tu eres su hijo amado y siempre estará a tu lado.

Salmo 33: gustad y ved que bueno es el Señor

Alaba a Dios, reconócelo como tu padre, invoca su nombre en todo momento. Proclama su santo nombre. El salva y protege a los que lo honran. No sientas vergüenza porque  en proclamar tú fe, si los demás te señalan y burlan de ti, porque amas a Dios. Dios entonces te amara más, para que no te aflijas y seas constante en su camino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of