Eliseo, hombre de milagros.

Creer en algo imposible, es difícil para nuestra mente limitada que piensa como humanos, pero Dios es el Señor, y ha dado la muestras de su inmenso poder y majestad a través de miles de obras narradas en los pasajes bíblicos. Un ejemplo es el de Eliseo.

Un hombre sencillo del campo, que nuestro Dios lo escogió para sustituir al gran Elías, con su misión de salvar y curar a muchos.

Luego de nuestro Señor Jesucristo, Eliseo es el hombre más milagroso de la Historia, con obras como la limpieza de un río envenenado, la cura de un sinfín de enfermos, la vuelta a la vida de un niño y la llenada de trigo en las vasijas de una viuda para que esta pudiera pagar sus deudas, son tan solo algunas de las hazañas realizadas por este gran profeta.

Su nombre era sinónimo de prodigios, donde Dios probaba su benevolencia, a pesar de que preferían en esa época a un dios pagano como Baal, el Todopoderoso es fiel a su alianza y a su pueblo blasfemo y obediente nunca abandonó.

Los milagros no son cosas del pasado, aún suceden hoy en día, solo es cuestión de creer, por más que se vean imposible, cree y veras como el Señor de alguna manera te saca de esa situación.

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*