La cuaresma, tiempo de reflexión

En estos tiempos de dificultad que atraviesa el mundo entero, donde para muchos no existen los principios ni la fe cristiana, quienes han decidido apartar a Dios de su camino, tiempo en el cual Dios nos recuerda todo lo que sufrió y todo lo que entrego por nosotros, un tiempo de reflexión y de cambios para la humanidad.

A ti que te sientes confuso, disgustado, molesto y ajeno. A ti que sientes que no tienes nada, que Dios  te ha abandonado, que crees que él no te escucha. Detente  ya, no desesperes, Dios te invita a respirar, a no desesperar y entender que él lo ha dado todo por ti, que tú no estás por casualidad donde estas, que él está a tu lado, pero eres tu quien lo ha apartado.

Dios te invita en esta cuaresma a buscarlo, ¿pregúntale cual es el proyecto que él tiene para ti? ¿A dónde quiere que tú camines o a donde te  quiere llevar?, él te responderá. No desaproveches esta oportunidad, es hora de desnudar tu alma, a equilibrar tu fe.

Vive intensamente cada día agradeciendo al altísimo, pide por tus hermanos, por la paz mundial, juntos roguemos por los niños y ancianos desamparados. Para que esta cuaresma nos sirva a todos para un cambio espiritual.

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*